Escritorio Windows 7

El 14 de enero de 2020 Microsoft abandonó el sistema operativo Windows 7, lo que quiere decir que llegará el fin de soporte para una de las versiones de Windows más exitosas.

Te vamos a explicar qué significa que llegue el fin de soporte para el sistema operativo y qué implicaciones tiene para ti como usuario.

Windows es un sistema operativo que ha estado evolucionando a base de ir lanzando nuevas versiones cada determinados años. Como mantener todas estas versiones sería logísticamente imposible, con el paso del tiempo van abandonando las más antiguas para centrar sus esfuerzos únicamente en el mantenimiento de las versiones actuales.

Escritorio de Windows 7
Escritorio de Windows 7

En las versiones de Windows podemos diferenciar dos tipos de soporte, el estándar y el extendido. Cuando está bajo el soporte estándar, cada versión de Windows sigue recibiendo varios tipos de actualizaciones, tanto correcciones como algunas funciones mejoradas, incluyendo actualizaciones de seguridad, y se pueden hacer reclamaciones con el hardware en garantía.

Soporte a Windows 7

El soporte estándar de Windows 7 finalizó en enero de 2015, lo que quiere decir que ya no va a seguir recibiendo mejoras ni funciones. Desde entonces ha estado únicamente bajo el soporte extendido, una especie de prórroga. Este soporte extendido significa que, pese a que el sistema operativo ya ha sido abandonado oficialmente, todavía recibe actualizaciones de seguridad para solucionar bugs o errores que han sido descubiertos, y que podrían ser explotados para atacar a los usuarios.

Lo que sucede es que a partir del 14 de enero de 2020 Windows 7 se quedará sin ningún tipo de soporte oficial, lo que significa que ya no se repararán los bugs y errores que sean descubiertos. Windows 7 habrá muerto de forma oficial, ya ya no será seguro seguir utilizándolo.

Las empresas que quieran seguir recibiendo parches de seguridad tendrán que pagar un mantenimiento exclusivo a Microsoft que durará otros tres años.

Empaque de Windows 7
Empaque de Windows 7

Qué implica el fin de soporte o EOL

Según lo informado en el sitio web de Microsoft, A partir del 14 de enero de 2020, Windows 7 dejó de recibir actualizaciones oficiales. Será el fin de soporte, el End Of Life (EOL) o final de su vida. Ni siquiera recibirá actualizaciones de seguridad. Esto quiere decir que si aparecen vulnerabilidades críticas, Microsoft no va a corregirlas, por lo que todos los ordenadores que utilicen Windows 7 podrán verse afectados, con los problemas de seguridad y privacidad que puede acarrear.

Aunque a estas alturas uno puede pensar que todas las vulnerabilidades deberían haber sido descubiertas ya a estas alturas, ponte por un momento en la cabeza del Cracker o el cibercriminal. Si has descubierto una nueva vulnerabilidad, ¿no sería mejor esperar al fin del soporte para empezar a explotarla sin la amenaza de que Microsoft la solucione enseguida?

Esto no sólo es un problema muy importante para los usuarios medios, ya que para las empresas que no hayan actualizado aún puede ser peor. Quedarán totalmente desprotegidas, lo que también significa que estarán desprotegiendo los datos de sus clientes** en el caso de que aparezca alguna vulnerabilidad con la que se pueda robarlos de sus servidores.

Otro problema derivado del fin de soporte es que las aplicaciones y el nuevo hardware dejarán de ser compatibles con el tiempo. Windows 7 ya es historia, por lo que no merecerá la pena invertir recursos en asegurarse de que todo funciona bien en un sistema operativo que ya está oficialmente muerto, y cuya cuota de mercado irá bajando a mucha más velocidad a partir de ahora.

Esto vuelve a ser un problema todavía más serio para las empresas, ya que puede que muchas de las herramientas que usen para trabajar dejarán de poder usarse.

La solución al problema

La única solución que te queda a estas alturas es actualizar cuanto antes a Windows 10, ya que es la versión actual que está desarrollando Microsoft, y al contrario de Windows 8, es muy parecido a Windows 7 en su funcionamiento incluyendo el menú de inicio clásico.

La otra solución es pasarte a GNU/Linux y elegir una de tantas distribuciones, que entre sus beneficios que son software libre y la mayoría son gratuitas.

Escritorio Windows 10
Escritorio Windows 10